Superposición del sitio

Informe de Coyuntura N° 25

SALTA LÍDER DEL NOA EN DESEMPLEO JUVENIL

Si bien suele presentarse como uno de los logros de la gestión actual la creación de mano obra y la lucha por el desempleo, la provincia de Salta, sigue mostrando indicadores desalentadores en cuanto se trata a los indicadores que atañen a la condición laboral de sus habitantes.

Según los últimos datos publicados en el INDEC (primer trimestre de 2015) Salta aún cuenta con la mayor tasa de desempleo del NOA, con una tasa del 8,4 el distrito Salta, supera a Tucumán y Catamarca, que completan el lamentable podio.

Otro punto donde también Salta parece destacar es el que se relaciona con la precariedad de los puestos de trabajo, considerando que la tasa de empleados que no tienen aporte jubilatorio como un indicador de informalidad, podemos decir que en Salta, la cantidad de trabajadores en negro representa un 42,5% del total de empleados, mientras que esta proporción en el total del país llega a un 31,9%.

Analizando el fenómeno de la desocupación, volvemos a poner acento en el comportamiento en los sectores más vulnerables, y esta, como otras tantas veces, las mujeres jóvenes son las más afectadas, seguidas por los varones de menos de 29 años.

Los dos gráficos a continuación muestran una realidad apremiante. Y es que según los últimos datos disponibles en INDEC, Salta se encuentra primera en el NOA lo que hace a tasa de desocupación en mujeres menores de 29 años y en varones menores de la misma franja etaria. Es así, que en el primero de los casos, Salta ostenta una tasa de 22,70% contra el 15,9% que corresponde al NOA, mientras que en el segundo, las tasas son 19,5% para Salta y 12% para el total regional.

Ahora bien, si se analiza a aquellas personas que actualmente están ocupadas (a datos del cuarto trimestre de 2015), como ya se dijo anteriormente, un 42,5% de los trabajadores están sumidos en la informalidad laboral. Por otra parte, del total de ocupados, 22.567 se encuentran en situación de subocupación horaria, representando poco más del 9% de este universo; por otra parte, los sobreocupados ascienden a 88.192, lo que se traduce en el 35,35% de esta población. Ambas situaciones ayudan a explicar la precariedad de los trabajadores que actualmente gozan con la posibilidad de contar con una fuente de ingresos. Cabe destacar que en el periodo donde se tomó la encuesta, 5.533 personas que se consideraban ocupadas no trabajaron durante la semana pasada.

La vulnerabilidad laboral de los salteños no tan sólo tiene que ver con la cantidad de desocupados, indicador de la incapacidad de la estructura económica de absorber nueva mano de obra, sino también de las condiciones laborales de los ocupados, situaciones como el trabajo en negro, subempleo, sobrempleo e inestabilidad, son las que se deben poner en agenda de políticas públicas para lograr que los salteños, tengan un empleo digno y de calidad.