Superposición del sitio

Informe de Coyuntura N° 56

VIOLENCIA FAMILIAR Y DE GÉNERO EN LA PROVINCIA DE SALTA

De una cuestión privada a un problema social

La violencia, sobre todo cuando es psíquica, verbal y de control, se torna invisibilizada, existe una tendencia a minimizar los hechos como si se tratara de algo no tan grave, situación que permite que siga ocurriendo implicando innumerables consecuencias para todos (victima, familia, Estado, etc.)

La violencia familiar y, de forma particular, la violencia de género es un grave problema que requiere de una toma de conciencia social.

En los últimos 11 años ingresaron alrededor de 145.000 denuncias de violencia familiar, según datos de la Oficina de violencia familiar (OVIF), a los tribunales de la provincia.

En esa misma línea y teniendo en cuenta el acumulado de los 9 primeros meses del 2017, del total de víctimas de violencia familiar (9.292) el 25 % son varones y el 75% son mujeres.

Teniendo en cuenta el tipo de vínculo que tiene la víctima con el denunciado, del total 9.292 víctimas de violencia familiar en la provincia (considerando los primeros meses de 2017), el 45,19% fue la ex-pareja, cónyuge o concubino.

En cuanto a los tipos de violencia en denuncias de violencia familiar en primer lugar se ubica la psicológica con el 46,6%, en segundo lugar la física con el 31% y luego en pequeños porcentajes la moral, económica, sexual, financiera y de la libertad.

En el Distrito Centro (comprende Salta capital y otros 13 departamentos) el 2017 cerró con 9.788 denuncias por violencia Familiar, apenas un 5% menos que en 2016.

Según datos del INADI se calcula que por año reciben una cifra aproximada de 20.000 denuncias, provocando que Salta encabece estadísticas nacionales en cuanto a temas relacionados con femicidio, bullying y violencia. Sin embargo, se evidencia también que la violencia familiar puede ser recíproca, no hay solamente hay casos en los que el hombre agrede a la mujer, si no que en su minoría, también hay casos en los que la mujer busca lastimar al hombre.

En el año 2017 se registraron en la Provincia de Salta 24 casos de femicidios, lo que en promedio significa que cada 15 días murió una mujer. En la mayoría de los casos la pareja o ex pareja figuran como los agresores. En relación al 2016, el aumento fue del 140%. Y en relación al 2004 creció un 380%.

En 2017 hubo en la provincia 1,9 casos por cada 100 mil habitantes ( 24 casos). Solo Santiago del Estero tuvo un peor indicador, con 19 femicidios: 2,1 por cada 100 mil personas que viven en esa jurisdicción.

En 2016 se habían registrado 10 femicidios en Salta, de acuerdo al informe de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia, lo que implica una tasa de 0,8 casos por cada 100 mil ciudadanos. En 2017 hubo más del doble de casos que el año anterior.

La provincia está en emergencia por violencia de género desde 2014. En los últimos años se crearon refugios para las víctimas y fiscalías especializadas en la materia. Sin embargo, el 50% de los municipios carece de áreas especializadas que puedan trabajar en la prevención y asistencia a las mujeres. Este dato surgió a partir del informe anual del OVcM, que se presentó en noviembre de 2017.

La violencia familiar y de género es una problemática transversal en nuestro país, que surge en el seno del hogar pero que afecta en forma especial a las mujeres y los niños. Es necesario dejar de naturalizar este tipo de situaciones en favor de una sociedad y un Estado que asuman la protección de estos grupos vulnerables como cuestión prioritaria, con tolerancia cero a la violencia es sus múltiples manifestaciones. Es una cuestión que hay que erradicar mediante políticas de prevención en materia educativa, de seguridad y de salud.

 

1 comentario en «Informe de Coyuntura N° 56»

Los comentarios están cerrados.