Superposición del sitio

MUJERES DESTACADAS: Jimena Granados – Periodista

“Lo que nos une a todas las mujeres es la lucha por los derechos, la percepción de las desigualdades que vivimos”- Jimena Granados

Un ancho pasillo conduce a una pequeña oficina blanca, con tres sillas y un escritorio, donde me invitan a esperar. Ella llega deslizándose en esos pasos sin apuro que no se anuncian al entrar, un castaño cabello largo enmarca su rostro de facciones pinceladas y de grandes ojos verdes. Jimena es dulce y suave como un algodón de azúcar en una tarde de parque; aunque hable con la seguridad de quien sabe de lo que habla, de quien tiene un aprender constante de historias propias y de historias ajenas, de una persona que ha hecho de la prensa su voz y su arma.

¿CÓMO ES LA MUJER SALTEÑA? 

“Creo que no hay una forma o un tipo de mujer salteña, sino que al igual que los hombres hay de diferentes características y posicionamientos y con diferentes historias, en ese sentido creo que no podemos hablar de una mujer salteña de manera homogénea”.

“Si considero que en los últimos años las mujeres están teniendo un cambio de perspectiva y están empezando a visualizar más cuáles son sus derechos y cuáles son las situaciones que debieran ir cambiando para apuntar más a la igualdad. Hay mujeres súper luchadoras que se ponen al frente en la pelea por los derechos de las mujeres y hay mujeres que trabajan desde otros lugares: mujeres en la educación, mujeres en la política, mujeres desde sus casas, mujeres en comercios”.

“Todos los tipos de mujeres que hay, o una gran parte, están empezando a posicionarse de manera diferente con respecto a sus propios derechos, y este podría ser un punto que nos une a las mujeres salteñas en este momento, porque venimos viendo desde hace años lo que pasa en las estadísticas con los femicidios, con los abusos, las violaciones, el acoso o la desigualdad en el trabajo. Si hay una característica que creo que hoy por hoy nos unifica o nos hermana a todas las mujeres que trabajamos en diferentes lugares es eso, que estamos empezando a ver las desigualdades a las que nos enfrentamos toda la vida”.

¿QUE SE PODRÍA HACER PARA MEJORAR LA SITUACIÓN DE LAS MUJERES HOY? ¿CUÁLES SON LOS DESAFÍOS?

“La situación lamentablemente no es fácil, no hay una única respuesta, ni una solución mágica y rápida para todos estos problemas, porque tiene que ver con una cultura machista que viene desde hace décadas y generaciones, entonces con una acción no vamos a transformar eso de un día al otro, ni de un mes al otro, ni de un año al otro”.

“Lo importante es apuntar mucho a la cultura y a la educación, a cambiar esa perspectiva que hubo siempre en la provincia, en realidad en todo el país y en el mundo (pero que por ahí en provincias del interior se intensifica un poco) según la cual las mujeres y los hombres tenemos diferentes derechos. Considero que hay que trabajar mucho en la educación para que sea indudable que tenemos iguales derechos y que somos iguales en ese punto”.

“Si bien es evidente que las mujeres y los hombres tenemos diferencias, en cuanto a derechos tenemos que apuntar a la igualdad y no hay una sola política para eso: tenemos la concientización en campañas masivas de difusión, la instalación del tema en la agenda o el empezar a deconstruir todos los estereotipos que dicen que las mujeres tenemos menos derechos o que podemos ser propiedad de alguien o que hay alguien superior a nosotras, que nos puede desde ordenar hasta violentar o agredir verbal o físicamente”.

“El desafío más importante que tenemos por delante, es la educación, la educación en las escuelas públicas y privadas, las campañas masivas en las que se hable de estas cuestiones, eso me parece lo más crítico y lo más necesario, más allá de que por supuesto son indispensables los recursos materiales y profesionales para asistir a las mujeres que están sufriendo violencia, que están siendo víctimas, que por ahí no saben cuáles son sus derechos, que no saben cómo actuar y que no tienen a donde recurrir”.

“Yo creo que estamos en un momento interesante en donde se empieza a hablar mucho de estas cuestiones, a separar un poco la paja del trigo y ver que temas de mujeres, aspectos como el acoso por ejemplo, se están hablando hoy en medios masivos, cosa que hace 2 o 3 años no pasaba. Hoy en un canal a la tarde estaba hablando una referente feminista sobre lo que es el acoso callejero y todo esto era impensado apenas unos poquitos años atrás, así que creo que es un momento súper positivo y bueno.  El desafío de los gobiernos y de los funcionarios es tomar esta realidad y trabajar mucho más fuerte desde el Estado para concientizar y terminar con todas las formas de violencia contra las mujeres”.

“Una puede estar casada, tener hijos y dedicarse a la profesión, no es un obstáculo. Hay una cultura que supone que si en una pareja hay hijos las responsables son las mujeres de hacerse cargo de cuidar, de levantarse a la noche, de lavar, planchar y cocinar. Si la responsabilidad fuera compartida para las mujeres no tendría que ser una disyuntiva elegir entre la familia y el trabajo. Para los hombres no es un conflicto elegir entre hacer una carrera o tener hijos, para nosotras debería ser lo mismo. Cuando la sociedad sea igual y entendamos que la responsabilidad debe ser compartida vamos a poder desarrollarnos por igual. Todo esto tiene que ver con políticas públicas, porque si hubiera para ellos igual cantidad de licencias que para nosotras y el Estado solventara eso empezaría a cambiar la perspectiva”.

Breve Biografía

Jimena Granados nació en Salta, tiene 40 años y se recibió de Licenciada en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Córdoba. Fue corresponsal de la Agencia de noticias DyN (Agencia Diarios y Noticias) y actualmente Trabaja en el Diario Tribuno como editora de la sección locales, su principal interés tiene que ver con cuestiones de derecho, de género, temas sociales y judiciales. Las problemáticas de género la fueron tocando y se fue involucrando en ellas, hasta que en El Tribuno le dieron un espacio y tuvo la oportunidad de trabajar mucho en estos temas, cuestiones que no estaban en ninguna agenda, hace 15 años, cuando comenzó a abordarlas.